FANDOM


Avalon: Siempre Distante Utopía (全て遠き理想郷アヴァロン, Subete Tōki RisōkyōAvaron?) es la funda sagrada de Excalibur, la personificación de la utopía buscada por el Rey Arturo, de quien fue robada poco tiempo antes de la Batalla de Camlann por obra de Morgan le Fay. Es una lujosa pieza de equipamiento hecha de oro y decorada con esmalte azul, pareciendo más un tesoro para mostrar dignidad y nobleza (tal como una corona o cetro) que un arma. Nadie sabe qué clase de misterio divino la compone, habiendo sido creada por hadas junto con Excalibur, poseyendo una inscripción en letras de hadas engravada en el centro, demostrando así no ser un trabajo humano. Otorga una inmortalidad limitada a través de una regeneración constante, así como previene el deterioro físico causado por el envejecimiento.

Este Tesoro Heroico no es traído originalmente del Trono de los Héroes junto con su Espíritu Heroico, y por ende no es poseído por Saber al momento de su invocación (dadas las condiciones particulares de la misma). Es el artefacto genuino que fue perdido por ella, excavado de Cornwall a pedido de los Einzbern poco antes de la Cuarta Guerra del Santo Grial. Conservada en excelentes condiciones aún a pesar de haber estado mil quinientos años enterrada, a pesar de que ya no conserva sus funciones al haber perdido el lazo con su dueño original. Utilizada como catalizador para invocar a Arturia como un Servant de clase Saber, la existencia de la funda le es mantenida en secreto. Mas tarde Kiritsugu la utiliza para salvar la vida de Shirou Emiya al final de la Cuarta Guerra del Santo Grial, siendo utilizada nuevamente como catalizador para invocar a Saber durante la Quinta Guerra del Santo Grial.

El poseedor de la funda recibe una gran capacidad de curación, permitiendo que heridas tan críticas como fatales se «arreglen» rápidamente para restaurar así la salud del poseedor. Heridas menores se curan con facilidad, e incluso extremidades perdidas del cuerpo u órganos vitales destruidos pueden ser restaurados rápidamente en el momento crítico anterior a la muerte. Apuntar los ataques a una zona que no sea la cabeza del poseedor, en función de destruir el cerebro, es inútil, necesitándose de un golpe decisivo para causar un daño real. Sin embargo, tiene sus límites, dado que contrarrestar la maldición recibida por Shirou al ser atravesado por Gáe Bolg toma una gran cantidad de tiempo en ser curada, y lidiar con el ataque masivo de Ea al chocar contra Excalibur toma varios minutos a Saber para restaurarla.

Su función como Tesoro Heroico es formar una «defensa absoluta» que blinda completamente a su usuario en el dominio de las hadas, Ávalon, una utopía inalcanzable soñada por Arturo, a la cual se dice partió tras su muerte. Es la más grande protección en el mundo, yendo más allá de defender o reflectar, aislando completamente a su usuario en un mundo separado del mundo regular. La funda se disipa en múltiples partículas en el aire, cubriendo a su usuario para volverlo una «fortaleza portátil» que bloquea toda interferencia. Es la barrera del calmo dominio de las hadas lo que mantiene a raya a todo lo procedente del mundo exterior, permitiendo que nada dañe al rey. El individuo es blindado de toda interferencia destructiva en el mundo físico, inclusive de mundos paralelos. Está al nivel de la Magia, siendo casi una magia en sí misma, trascendiendo la Hechicería, siendo que incluso las cinco magias son incapaces de superar esta barrera.

Dentro de la leyenda artúrica se dice que tras que Arturo recibiese a Excalibur, Merlín se le acercó con una «funda mágica» que impediría que se derramase su sangre en tanto la poseyera. Se puede afirmar que Avalon es más valiosa que Excalibur, dado que su pérdida está estrechamente conectada con la debacle y muerte de Arturo. Sin embargo, ante la pregunta de cuál era de su mayor preferencia entre la espada y la funda por parte de Merlín, Arturo respondió que la espada, siendo posteriormente regañado por Merlín, reafirmando las capacidades protectoras de la funda.

Tesoro Heroico del Master Editar

En tanto que normalmente es un artefacto mágico inútil sin su verdadero dueño, Avalon puede ser utilizado como un Tesoro Heroico del Master tras este invocar a Saber. Puede desarmarse y sellarse dentro del Master de Saber o alguien que permanezca de forma cercana en la batalla a Saber, como fue el caso de Irisviel von Einzbern, de manera similar a un Arma Conceptual debido a su capacidad regenerativa. El contrato entre Saber y un Master no es requerido para utilizar las capacidades de Avalon, pero el mismo proveerá al usuario de los verdaderos beneficios de la inmortalidad limitada, al permitirle obtener energía mágica de Saber y utilizar completamente sus efectos de acuerdo con el contrato. Esto permitió a Kiritsugu utilizar su Control Innato del Tiempo, el cual causa daño suficiente como para destrozar huesos y cortar tendones con un uso breve, al doble de su capacidad normal por períodos de tiempo extendidos. Sin embargo, sólo nulifica el daño que recibe, él todavía siente un dolor excesivo producto de las heridas.

Los efectos de Avalon son menos potentes para aquellos que carecen de un contrato, permitiendo que las habilidades regenerativas funcionen sólo cuando Saber está lo suficientemente cerca para proveer al usuario de Energía Mágica para ello. No funcionará si ella es incapaz de proveer energía mágica al portador. Su funcionalidad se incrementa a medida que ella se encuentra cerca, y puede ser incrementada aún más mediante contacto directo con Saber. Esto es suficiente para mantener a Irisviel como una persona funcional, cuando normalmente comenzaría a perder sus funciones humanas dado a su estatus como contenedor del Grial. Ella necesita estar dentro del rango de Saber para mantener sus funciones, en tanto que su sufrimiento se incrementa a medida que se aleja de esta.

Avalon puede ser retirada de su usuario en cualquier momento para dársela a otro. Irisviel fue capaz de manifestarla con colocar su mano sobre su pecho, concentrando su energía mágica en la punta de sus dedos, formando la funda como una silueta de luz antes de que termine de manifestarse. Kiritsugu es capaz de hacer lo mismo para implantarla en un Shirou moribundo, permaneciendo la funda dentro de este por varios años. Permanece sellada dentro de este en Unlimited Blade Works y Heaven's Feel, pero es descubierta en la ruta Fate tras que Shirou logra proyectarla para deflectar el ataque de Merodach. Shirou y Saber utilizan un método diferente para retirarla de él, debiendo Saber alcanzar su forma mientras que Shirou le da una con Proyección para poder devolvérsela.

Aunque Saber ya había desaparecido cuando Kiritsugu la implantó en Shirou, la energía residual dentro de ella fue suficiente para resucitarlo. Su efecto desaparece posteriormente, pero lo vuelve cercano a las espadas y cambia su Afinidad Elemental y Origen a «Espada» asimismo. Una vez que la Quinta Guerra del Santo Grial entra en su etapa de preparación, energía mágica comienza a correr dentro de Avalon dado que ya estaba destinado que Shirou invocaría a Saber. Tras que es usada como catalizador para invocar a Saber una vez más, la conexión vuelve a reestablecerse y por eso sana de una gran cantidad de heridas fatales durante la Guerra. Incluso tras separarse de la misma, él se encuentra tan compenetrado con la misma al punto que es capaz de crear una proyección perfecta de la funda sin ninguna degradación, sobrepasando todos los pasos de la proyección al tener un registro completo de la misma. Tras que la conexión de Shirou con Saber desaparece, se puede afirmar que también desaparece su imagen de Avalon.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar