FANDOM


Nobu Chibi
Esta página está en construcción por Any-m3
Por favor, antes de realizar correcciones mayores o reescrituras, contacta con ellos en su página de usuario o en la página de discusión del artículo para poder coordinar la redacción. Si el artículo no se ha editado después de una semana mínimo, por favor quitar la plantilla o reemplazarla por la de esbozo para que otro pueda editarlo.
Nobu Chibi


Saber (セイバー, Seibā?) es la servant de clase saber disponible para ser elegida por Hakuno Kishinami en Fate/Extra y Fate/Extra CCC. Ella es también conocida como Red Saber (赤セイバー, Aka Seibā?) para distinguirla de las otras sabers. Saber es una de los servants del Protagonista en los conflictos de Grand Order de Fate/Grand Order.

PerfilEditar

IdentidadEditar

El nombre verdadero de Saber es Nero Claudius Caesar Augustus Germanicus (ネロ・クラウディウス・カエサル・アウグストゥス・ゲルマニクス, Nero Kuraudiusu Kaesaru Augusutusu Gerumanikusu?), el quinto emperador romano. Ella tuvo la reputación de un famoso tirano en cuyo régimen se oprimió a todas las fuerzas religiosas, especialmente a los cristianos, y al Senado Romano durante el periodo transcurrido del 50 al 60 D.C. Se cree que el libro del Apocalipsis fue escrito como una reacción contra dicha opresión. Ella fue considerada de la misma manera que el diablo ya que la pronunciación hebrea asumida de su nombre como emperador, Nero Caesar, pronunciada como "NRVN QSR"; se equipara con la "marca de la Bestia". Este nombre, y la "Bestia de Babilonia" se refieren a la propia Roma y no es un alias dado a ella como individuo.

HistoriaEditar

El padre de Nero fue Gnaeus Domitius Ahenobarbus, primo del Cuarto Emperador Claudius; y su madre, Julia Augusta Agrippina, fue la hermana menor del emperador Calígula. Debido a que el padre de Nero fue considerado un hombre débil, Nero fue exluida de la sucesión del trono. Agrippina finalmente se volvió a casar con el emperador Claudius (tío de Agrippina) y lo convenció de adoptar a Nero como su heredero; lo que llevó a esta última a convertirse en emperador por sus propios designios malvados que comenzaron por el libertinaje de su madre. Agrippina, a través de su plan y manipulación, presionó a Octavia (hija de Claudius y la hermanastra de Nero) para casarse con Nero. A los familiares de Nero les molestaba su derecho ilegítimo de nacimiento y las relaciones se volvieron tensas. Nero sentía más afecto por las masas anónimas que por sus parientes.

Durante su juventud, Nero fue venerada como un juez muy competente que trajo consigo importantes demandas a la corte gracias a su justicia y eficacia aunque Claudius le hubiese prohibido hacerlo debido a su corta edad. Nero finalmente sucedió a su padrastro luego de que Agrippina asesinara a Claudius en el año 54 dC, siendo coronada como emperadora a la edad de diecisiete años. Dicho suceso hubiese sido extremadamente difícil en otras circunstancias debido a sus orígenes.

Después de reclamar el trono, Nero repartió dinero a todos los ciudadanos para celebrar, y posteriormente eliminó los impuestos indirectos; tales actos generosos le valieron para ganar la adoración del público. Nero intentó reformar la depravación del gobierno y la corrupción del senado, pero sus reformas se estancaron y se encontraron cara a cara con la hostilidad. Los conflictos con el senado estallaron cuando Nero trató de unificar el Imperio Romano con algunas provincias problemáticas. No obstante, Nero gozó de una tremenda popularidad entre los ciudadanos gracias a sus generosas políticas. Su cuidado por la diplomacia hizo que las relaciones de Britania y Roma mejoraran en los últimos años, convirtiéndola esencialmente en la persona que abrió el camino para que la leyenda del rey Arturo naciera. Ella también fue sumamente elogiada por Persia, lo que llevó a Roma a ser considerada "el país de Nero" por los persas tras su muerte.

Nero tuvo que discutir contra un senado corrupto y su depredadora madre, quien hacía políticas por interés propio. Agrippina solo veía a Nero como una herramienta para convertirse en la madre del emperador. Los conflictos con su madre se pronunciaron aún más a partir de entonces; dando como resultado que Nero contratara a un asesino para terminar con la vida de su madre antes de que esta pudiera hacer frente a un senado problemático. No obstante, el asesinato fracasó, y lo único que pudo hacer fue abatir públicamente a su madre bajo la excusa de que esta última había intentado envenenarla. Era el año 59 dC, y en ese momento la reputación de Nero se consolidó como la de un tirano. Nero dice que desde ese día ha estado afligida por dolores de cabeza. Esta sufría de histeria crónica como resultado de usar constantemente una copa de plata. Nero había sido envenenada cuando era niña, y el antídoto se le daba a fin de que no desafiara a su madre. Cuando su madre murió, esta se llevó el antídoto consigo; por lo que Nero se sumió en un delirio febril.

La vida de Nero tomó un giro radical tras su ascensión. La esposa de Nero, Octavia; se suicidó. Su hermanastro más joven fue asesinado para asegurar su influencia y luego condujo a su único mentor, el filósofo Séneca; al suicidio. La muerte de Séneca afectó profundamente a Nero, pues esta lo consideraba una figura paterna. Según Nero, ella lo dijo que lo perdonaría una y otra vez; pero Séneca se mostró escéptico sobre su palabra y terminó con su vida en la casa de Nero. A Nero le dolió que este no creyera en sus palabras. A través de sus acciones egoístas Nero era un monstruo para sus familiares, pero gozaba de una enorme popularidad entre las masas.

Ella estableció el "Festival de Nero" en el 59 o 60 dC, que fue una conferencia de atletismo que tuvo lugar después de las Olimpiadas griegas y que sucedía una vez cada cinco años. Nero abrió tres campos para música, gimnasia y equitación; y llegó a participar abiertamente en los eventos ella misma. Durante el 19 de julio del 64 dC hubo una gran conflagración que ocurrió a tal grado que redujo a Roma a cenizas. Las víctimas fueron reducidas al mínimo gracias a la rápida y adecuada respuesta de Nero como administradora, ganando una inmensa popularidad entre los ciudadanos al llevar a cabo sus posteriores promesas. Estas medidas son inmensamente elogiadas como algo "efectivo que agotaron los límites del intelecto humano" incluso por muchos historiadores que la critican. Nero más tarde establecería el Domus Aurea que fuera diseñado por ella misma. Sin embargo, esta sería finalmente expulsada de su puesto durante una revuelta liderada por Vindex en Galia el 69 dC. Al principio Nero ignoró la situación, pues esta tal vez aún confiaba en Vindex, el incitador de la revuelta. Lo más probable es que ella estuviera sufriendo de desesperación y deseara que la situación desapareciera. Sin embargo, dos años más tarde; Vintex incitaría otra rebelión y para entonces el senado ya había tenido suficiente con Nero.

El senado estaba tan disgustado con la malversación de la revuelta por parte de Nero que la llamaron traidora y la obligaron a escapar de Roma. Nero estaba convencida de que sus políticas populares y su popularidad con la gente la protegerían de verse obligada a abdicar del trono; sin embargo, el público guardo silencio y no hizo nada para protegerla. Los romanos la habían abandonado después de haberles dedicado tanto tiempo. Ella reconoce que cometió un error de juicio al haber confiado en la gente, pero aún así Nero no se molestó con ellos, sino que se entristeció por su falta de alboroto, "fue mi mayor error amarlos de una manera que ellos no podían entender".

Nero finalmente decidió suicidarse, aunque tal fin fue considerado antideportivo por ella misma. Esta se detuvo muchas veces tras proclamar cosas sobre "¿Cómo puede desaparecer un artista tan magnífico de este mundo?", pero al aquellos que la traicionaron cerrarse a ella, esta citó una línea de la Ilíada de Homero antes de finalmente clavarse un cuchillo en la garganta. Después del suicidio de Nero, un soldado envolvió delicadamente una capa alrededor de su cuerpo, "demasiado tarde. Esto es fidelidad" fueron las últimas palabras de Nero.

AparienciaEditar

PersonalidadEditar

RolEditar

HabilidadesEditar

Creación y concepciónEditar