FANDOM


Nobu Chibi
Esta página está en construcción por Any-m3
Por favor, antes de realizar correcciones mayores o reescrituras, contacta con ellos en su página de usuario o en la página de discusión del artículo para poder coordinar la redacción. Si el artículo no se ha editado después de una semana mínimo, por favor quitar la plantilla o reemplazarla por la de esbozo para que otro pueda editarlo.
Nobu Chibi


Saber (セイバー, Seibā?) es la servant de clase saber disponible para ser elegida por Hakuno Kishinami en Fate/Extra y Fate/Extra CCC. Ella es también conocida como Red Saber (赤セイバー, Aka Seibā?) para distinguirla de las otras sabers. Saber es una de los servants del Protagonista en los conflictos de Grand Order de Fate/Grand Order.

PerfilEditar

IdentidadEditar

El nombre verdadero de Saber es Nero Claudius Caesar Augustus Germanicus (ネロ・クラウディウス・カエサル・アウグストゥス・ゲルマニクス, Nero Kuraudiusu Kaesaru Augusutusu Gerumanikusu?), el quinto emperador romano. Ella tuvo la reputación de un famoso tirano en cuyo régimen se oprimió a todas las fuerzas religiosas, especialmente a los cristianos, y al Senado Romano durante el periodo transcurrido del 50 al 60 D.C. Se cree que el libro del Apocalipsis fue escrito como una reacción contra dicha opresión. Ella fue considerada de la misma manera que el diablo ya que la pronunciación hebrea asumida de su nombre como emperador, Nero Caesar, pronunciada como "NRVN QSR"; se equipara con la "marca de la Bestia". Este nombre, y la "Bestia de Babilonia" se refieren a la propia Roma y no es un alias dado a ella como individuo.

HistoriaEditar

El padre de Nero fue Gnaeus Domitius Ahenobarbus, primo del Cuarto Emperador Claudius; y su madre, Julia Augusta Agrippina, fue la hermana menor del emperador Calígula. Debido a que el padre de Nero fue considerado un hombre débil, Nero fue exluida de la sucesión del trono. Agrippina finalmente se volvió a casar con el emperador Claudius (tío de Agrippina) y lo convenció de adoptar a Nero como su heredero; lo que llevó a esta última a convertirse en emperador por sus propios designios malvados que comenzaron por el libertinaje de su madre. Agrippina, a través de su plan y manipulación, presionó a Octavia (hija de Claudius y la hermanastra de Nero) para casarse con Nero. A los familiares de Nero les molestaba su derecho ilegítimo de nacimiento y las relaciones se volvieron tensas. Nero sentía más afecto por las masas anónimas que por sus parientes.

Durante su juventud, Nero fue venerada como un juez muy competente que trajo consigo importantes demandas a la corte gracias a su justicia y eficacia aunque Claudius le hubiese prohibido hacerlo debido a su corta edad. Nero finalmente sucedió a su padrastro luego de que Agrippina asesinara a Claudius en el año 54 dC, siendo coronada como emperadora a la edad de diecisiete años. Dicho suceso hubiese sido extremadamente difícil en otras circunstancias debido a sus orígenes.

Después de reclamar el trono, Nero repartió dinero a todos los ciudadanos para celebrar, y posteriormente eliminó los impuestos indirectos; tales actos generosos le valieron para ganar la adoración del público. Nero intentó reformar la depravación del gobierno y la corrupción del senado, pero sus reformas se estancaron y se encontraron cara a cara con la hostilidad. Los conflictos con el senado estallaron cuando Nero trató de unificar el Imperio Romano con algunas provincias problemáticas. No obstante, Nero gozó de una tremenda popularidad entre los ciudadanos gracias a sus generosas políticas. Su cuidado por la diplomacia hizo que las relaciones de Britania y Roma mejoraran en los últimos años, convirtiéndola esencialmente en la persona que abrió el camino para que la leyenda del rey Arturo naciera. Ella también fue sumamente elogiada por Persia, lo que llevó a Roma a ser considerada "el país de Nero" por los persas tras su muerte.

Nero tuvo que discutir contra un senado corrupto y su depredadora madre, quien hacía políticas por interés propio. Agrippina solo veía a Nero como una herramienta para convertirse en la madre del emperador. Los conflictos con su madre se pronunciaron aún más a partir de entonces; dando como resultado que Nero contratara a un asesino para terminar con la vida de su madre antes de que esta pudiera hacer frente a un senado problemático. No obstante, el asesinato fracasó, y lo único que pudo hacer fue abatir públicamente a su madre bajo la excusa de que esta última había intentado envenenarla. Era el año 59 dC, y en ese momento la reputación de Nero se consolidó como la de un tirano. Nero dice que desde ese día ha estado afligida por dolores de cabeza. Esta sufría de histeria crónica como resultado de usar constantemente una copa de plata. Nero había sido envenenada cuando era niña, y el antídoto se le daba a fin de que no desafiara a su madre. Cuando su madre murió, esta se llevó el antídoto consigo; por lo que Nero se sumió en un delirio febril.

La vida de Nero tomó un giro radical tras su ascensión. La esposa de Nero, Octavia; se suicidó. Su hermanastro más joven fue asesinado para asegurar su influencia y luego condujo a su único mentor, el filósofo Séneca; al suicidio. La muerte de Séneca afectó profundamente a Nero, pues esta lo consideraba una figura paterna. Según Nero, ella lo dijo que lo perdonaría una y otra vez; pero Séneca se mostró escéptico sobre su palabra y terminó con su vida en la casa de Nero. A Nero le dolió que este no creyera en sus palabras. A través de sus acciones egoístas Nero era un monstruo para sus familiares, pero gozaba de una enorme popularidad entre las masas.

Ella estableció el "Festival de Nero" en el 59 o 60 dC, que fue una conferencia de atletismo que tuvo lugar después de las Olimpiadas griegas y que sucedía una vez cada cinco años. Nero abrió tres campos para música, gimnasia y equitación; y llegó a participar abiertamente en los eventos ella misma. Durante el 19 de julio del 64 dC hubo una gran conflagración que ocurrió a tal grado que redujo a Roma a cenizas. Las víctimas fueron reducidas al mínimo gracias a la rápida y adecuada respuesta de Nero como administradora, ganando una inmensa popularidad entre los ciudadanos al llevar a cabo sus posteriores promesas. Estas medidas son inmensamente elogiadas como algo "efectivo que agotaron los límites del intelecto humano" incluso por muchos historiadores que la critican. Nero más tarde establecería el Domus Aurea que fuera diseñado por ella misma. Sin embargo, esta sería finalmente expulsada de su puesto durante una revuelta liderada por Vindex en Galia el 69 dC. Al principio Nero ignoró la situación, pues esta tal vez aún confiaba en Vindex, el incitador de la revuelta. Lo más probable es que ella estuviera sufriendo de desesperación y deseara que la situación desapareciera. Sin embargo, dos años más tarde; Vintex incitaría otra rebelión y para entonces el senado ya había tenido suficiente con Nero.

El senado estaba tan disgustado con la malversación de la revuelta por parte de Nero que la llamaron traidora y la obligaron a escapar de Roma. Nero estaba convencida de que sus políticas populares y su popularidad con la gente la protegerían de verse obligada a abdicar del trono; sin embargo, el público guardo silencio y no hizo nada para protegerla. Los romanos la habían abandonado después de haberles dedicado tanto tiempo. Ella reconoce que cometió un error de juicio al haber confiado en la gente, pero aún así Nero no se molestó con ellos, sino que se entristeció por su falta de alboroto, "fue mi mayor error amarlos de una manera que ellos no podían entender".

Nero finalmente decidió suicidarse, aunque tal fin fue considerado antideportivo por ella misma. Esta se detuvo muchas veces tras proclamar cosas sobre "¿Cómo puede desaparecer un artista tan magnífico de este mundo?", pero al aquellos que la traicionaron cerrarse a ella, esta citó una línea de la Ilíada de Homero antes de finalmente clavarse un cuchillo en la garganta. Después del suicidio de Nero, un soldado envolvió delicadamente una capa alrededor de su cuerpo, "demasiado tarde. Esto es fidelidad" fueron las últimas palabras de Nero.

AparienciaEditar

Saber es una joven rubia, de estatura corta pero curvilínea, de piel pálida, pelo rubio amarillo rojizo y ojos de color verde lima brillante. Se viste con un revelador vestido rojo y blanco con mangas largas y gruesas, un frente transparente, leotardo y botas altas con armadura dorada. Saber normalmente lleva su cabello largo atado en un moño. Ella tiene un gran parecido con otra saber, el rey Arturo, aunque no existe una relación de sangre entre ambas. Se dijo alguna vez que el rey Arturo era una fusión entre dos individuos, uno de los cuales era el general romano Artorius, por lo que está presente algún tipo de vínculo. Una belleza de estilo propio, travestismo. Ella aparece en un traje de santa como Saber Santa (セイバーサンタ, Seibā Santa?) en el segundo episodio de TYPE-MOON MOVIE Ace 2nd.

  • Ball Dress of Rose (薔薇の舞踏服, Bara no Butōfuku?) es el vestido que usa Saber por defecto. Se trata de un vestido rojo de estilo militar con una parte translúcida en la parte delantera de la falda inferior. Ella dice que el vestido en sí no es transparente, sino que está dejando que la gente vea a través.
  • Bondage Bridal Gown (束縛の花嫁衣装, Sokubaku no Hanayome Ishō?) es el traje de novia de Saber en Fate/Extra CCC, ganando el apodo de Bride Saber (嫁セイバー, Yome Seibā?). Con un conjunto completamente nuevo, el emperador de las rosas se envuelve en un traje de blanco puro. Debido al intercambio de equipo, su tensión también ha cambiado y su estilo de combate ha sufrido una variación de su condición original. Incluso su espada favorita, Original Fire, ha leído el estado de ánimo y ha teñido su hoja de rojo a plateado.
    • Unshackled Bridal Gown (解放の花嫁衣装, Kaihō no Hanayome Ishō?)
  • Modern costume of Crimson (深紅の現代衣装, Shinku no Gendai Ishō?) es el vestido moderno corto con volantes de Saber. En el diseño original de Takeuchi, ella tenía medias negras
  • Red lightning (あかいいなずま, Akai Inazuma?) es un traje de honda tipo bikini.
  • Mythology Mystic Code of Emperor (皇帝の神話礼装, Kōtei no Shinwa Reisō?) es el último traje de Saber.

PersonalidadEditar

Saber tiene una arrogancia que parece compensar su baja estatura, superponiéndose mucho con la personalidad de Gilgamesh. Ella se abstiene de preguntar qué privilegio siente Hakuno al invocarla, y le otorga el honor de ser su master. Saber siente que, como su master, se le puede permitir actuar como su igual sin tener que usar honoríficos. A menudo, cuando le da a alguien la opción de responderle, solo existe una respuesta afirmativa, al esta no permitir una respuesta contraria. Ella cree que todo lo que haga debe ser perfecto hasta el más mínimo detalle, como una serie de victorias impecables para sentirse en la cima del mundo tras mostrar la perfección en su juego de espadas. Si Hakuno se niega a ser su master, ella afirma no poder entender de qué están hablando, creyendo que es una forma de humildad oriental. Ella se niega a aceptar la respuesta y declara que su tolerancia le permite cometer un solo error. Al relatar las clases de servants, ella nombra algunas, y luego afirma que el resto no tiene ninguna importancia. Solo la clase saber tiene algún valor, y como es conocida como la mejor de las clases, debería ser obvio que ella es Saber.

Saber tiene una definición diferente del amor. Según ella, su tipo de amor era egoísta. Cuando lo dio en vida, esperaba algo a cambio, lo que no lo hacía incondicional. Para Saber, el tipo de amor más tierno era extraño e incomprensible. Ella reconoce que tiene un sistema de valores diferente al de las personas. El amor de Nero se consumió al haber ofrecido y dedicado todo. Su pasión ardía brillantemente, sin importar la duración. Nerón amaba a sus ciudadanos como ella creía correcto. Pero, el amor que le ofrecían sus ciudadanos era diferente, y la diferencia invitaba a la caída de Nero. Saber lamenta no poder compartir el amor que las masas abrazaron con tanta naturalidad. Debido a que no podía expresar su amor de una manera que pudiera ser entendida, esta no recibió amor a cambio, "mientras que esta mujer podía amar más que cualquier otra persona, ella misma no podía experimentar la alegría de ser amada. Sus expresiones lujosas de amor no fueron suficientes para satisfacer a su gente ". La idea de morir sin que nadie la amara podría ser una de las razones por las que dudó al colocar la daga en su propia garganta.

Saber se identifica como de baja estatura, pero afirma que no importa para determinar la superioridad. Como a ella no le importa, cree firmemente que a los demás tampoco les debería importar, y declara que no se deben hacer comentarios sobre su estatura, especialmente los términos "pequeña" o "bajita". Ella considera que ser tratada como "princesa" es un insulto porque es una mujer adulta, y en su lugar prefiere ser tratada como emperatriz por sus enemigos.

Da la impresión de ser un joven valiente de color carmesí, y tiene un tono de voz y comportamiento masculinos, lo que lleva a Hakuno a pensar que pudo haber sido criada como un niño. Ella reconoce que la razón por la que usa ropa de hombre no es porque esté tratando de proyectar una imagen imperial, sino porque realmente disfruta usar ropa masculina. Si bien su actitud brusca y sus acciones galantes implicarían que ella valora el valor por encima de todo, en realidad se identifica en su núcleo como una doncella debido a su adoración por la belleza. Saber todavía no permite que el género influya en sus preferencias, y cree que la verdadera orientación de su alma es mitad-mitad. Encaminada firmemente en medio de los dos géneros, ella personalmente encuentra su capacidad de ir en cualquier dirección admirable. Saber se siente atraída por Hakuno sin importar su género, y eventualmente incluso declara su amor por ellos.

A menudo se refiere a su master como Pretor, que era un título otorgado por el gobierno de la Antigua Roma a los hombres que actuaban en una de las dos capacidades oficiales: el comandante de un ejército o el magistrado electo. Ella desarrolla sentimientos por Hakuno y le revela su verdadera identidad por esa razón. No obstante, Saber está preocupada por las connotaciones negativas que vienen con su identidad, y no le importa si la llaman una tirana o la mujerzuela de Babilonia. Incluso si a ella no le gusta, simplemente trabajará duro para ser digna del amor de Hakuno y tomar su corazón. Si bien dice ser capaz de soportar el dolor, da la impresión de ser una niña que está realmente tratando de no llorar mientras lo dice.

ArteEditar

Ella siente que antes de ser emperatriz es una artista, pensando que ella realmente es el pináculo de las artes y "una artista que rivaliza con el dios de las artes Apolo". Al citarla como su verdadera vocación, posee diversos logros, como escribir y cantar canciones, pintar, esculpir, escribir, diseñar moda, arquitectura, actuar y trabajar el metal. Ella aprecia más el teatro, pero aún así se enorgullece del resto de sus obras. Saber siente que solo a través del arte puede expresar lo que siente, ya que le resulta difícil hacerlo de manera normal. Se dijo que, en sus últimas horas, expresó su angustia de que una artista como ella misma tuviera que morir. Su principal preocupación era que su acto de suicidio estaba castigando al público al hacer que "un artista tan magnífico desapareciera de este mundo". Nero es sensible a los elogios y puede ser bastante fácil de manipular cuando es halagada.

Ella dice haber sido popular, citando a una pequeña niña que lleva una corona de flores en la cabeza después de regresar de una batalla triunfante, aunque todo eso tiene que ver con el hecho de ser una emperatriz. Nero reconoce que no todas sus obras fueron obras maestras, pero cree que algunas de ellas fueron bastante buenas. Ella sabe que no mucha gente apreciaba o entendía su talento artístico, pero simplemente sugiere que sus críticos no estaban lo suficientemente avanzados como para entender su visión artística. Nero dice que lo dominó todo en nombre del arte, así que incluso si nadie los valora, estaba satisfecha con solo haberlo hecho. Ella fue capaz de expresar su amor por su gente a través de sus obras. Finalmente esta decidió que nadie entendía a los genios, por lo que, habiéndose acostumbrado a que el público no entendiera su arte, decidió que la fe en sí misma era suficiente.

A pesar de su "humildad", no le gusta que la critiquen y hará todo lo posible para proteger su integridad artística. Fue criticada por sus amigos, quienes una vez le fue dicho: "Somos amigos y apoyo tu gobierno, ¡pero no puedo entender el ochenta por ciento de tu arte!" por su querido amigo Tácito. Ella casi lo asesinaba en un arrebato de rabia, pero logró detenerse. A menudo actuaba para las masas en su Domus Aurea, pero los espectadores solían irse a la mitad de sus actuaciones. Estaba tan furiosa por este evidente acto de falta de respeto que ordenó que se sellaran todas las entradas al teatro, lo que obligó a la audiencia a sentarse durante toda su actuación hasta que cayó el telón final.

Ella elogia la belleza por encima de todo, declarando que "Los jóvenes hermosos son buenos. Las jóvenes hermosas son mejores. ¡Mi preferencia singular es la belleza!" expresando grandemente el deseo de luchar contra los espíritus heroicos griegos como Atalanta, debido a su belleza. Nero tiene una cierta fijación con Heracles, lo que la hace crear una leyenda tras estrangular públicamente a un león usando Hadaka-jime en un intento de emularlo al volver a representar sus hazañas. Si bien intentaba demostrar que su propio poder era tan grande como el de Heracles, la ciudad no se impresionó con la escena y el intento de ver a Heracles como un rival hace que el protagonista piense en ella como una megalómana. Nero sintió que el logro podría haber sido superado por Hakuno si hubieran estado en un coliseo público al derrotar a un gran número de enemigos raros. A ella le gusta el hermoso discurso, comentando que Hakuno habla con pocas, pero hermosas palabras como cuando la invocó por primera vez; eso o bien ella no estaba muy preocupada con su discurso lacónico.

EmperatrizEditar

Su anécdota característica es que ella era una administradora de los ciudadanos. Esta cree que fue un emperador tirano que hirió la vida de muchos y tuvo un final horrible. Nero no niega que esa sea la verdad de su gobierno, pero tampoco se avergüenza de ello. Si bien se arrepiente de su vida y de los momentos en los que fue demasiado lejos, siente que lo único que importa es que ella fue fiel a sí misma en todo. Ella no es alguien que cede a las evaluaciones de otros, pero valora las opiniones de Hakuno.

A Nero no le gusta que la llamen directamente tirana, ni siquiera su mater, y si bien la afirmación es cierta, preferiría que se la considere como un emperador serio, incapaz de separar los negocios y el placer. Ello la pone ligeramente enojada, pero se calma rápidamente una vez que se comprende su posición. Nero afirma que incluso un emperador mal considerado sigue siendo un emperador, y que defenderá a su master con orgullo como el mejor de los servants. Debido a su leyenda, otros, como Gawain, se refieren a ella como la Mujerzuela de Babilonia (バビロンの妖婦士, Babiron no Yōfushi?) a manera de insulto.

Ella tiene un gran orgullo en sí misma y sus acciones. A pesar de que no desea dar su nombre, el simple hecho de que se le pregunte le trae una gran felicidad. Nero afirma que es el placer de aquellos con naturaleza real dignificar las preguntas de quienes los rodean con respuestas, y se ve tan atrapada en el estado de ánimo que casi da su nombre de nacimiento sin siquiera pensarlo. Ella siente que siempre debe hablar con el aire de un emperador, hablando de acuerdo a las expectativas de sus padres sobre ella durante su infancia y como fue criada. A Nero nunca se le permitió hablar con claridad desde que salió de la infancia, y hablar de manera casual sería negar en qué se ha convertido, deshaciéndose de todo aquello a lo que se ha dedicado. Si bien hacerlo le permitiría recuperar su humanidad, habla con la certeza de que ese día nunca había ocurrido y nunca llegará.

Nero vivía un estilo de vida lujoso. Ella expresa su decepción por el paisaje de la arena submarina, y exclama con simpleza que la vista que ofrece se parece mucho al acuario que poseía en vida. Nero no tiene un interés directo en la ganancia monetaria, pero admira las trampas de la riqueza y cree que los tesoros no pueden ser ignorados.

RolEditar

Saber by a Hair's BreadthEditar

Saber by a Hair's Breadth (セイバー危機一髪, Seibā Kiki Ippatsu?) es un juego flash promocional ambientado en la vida de Saber. Deseando tomar un baño después de sudar, un soldado romano sin nombre lo prepara por ella. Si bien inicialmente lo hace sin problemas, rápidamente rompe el horno y lo sobrecalienta, lo que hace que entre corriendo tras escucharla gritar y la vea en la ducha. Ella no tiene ningún problema con él viéndola, y, en cambio; le pregunta si le fascina, comentando que debe tener un corazón que admire la belleza. Ella le pregunta acerca de sus gustos particulares, y dice que, mientras él no tenga pensamientos perversos, ella lo perdonará.

No hay necesidad de que ella se escape o se esconda al ser su emperador, por lo que incluso se ofrece para modelar. Después de que Nero sale de la tina para hacerlo, el soldado se desmaya por la vergüenza, causando que Saber lo saque. Ella lo reprende por causarle problemas, pero dice que no hay nada de malo en tener el espíritu para admirar la belleza. Al comentar que se habrían llevado bien, ella dice que pueden encontrarse en otro momento y lugar, diciéndole que le dejará las cosas a él en ese entonces.

Fate/ExtraEditar

Saber es uno de los servants seleccionables en Fate/Extra junto con Archer y Caster. Sin embargo, no es posible encontrar un master que la invoque en primer lugar. Su verdadero nombre correspondía al gran mal en cierta religión, y el final de su vida fue miserable. Así como ella es un emperador, también es una artista con una fe inquebrantable en su propio genio, y la única justicia absoluta para ella es la "belleza". Ya sea un aliado, enemigo, ciudadano o ella misma, Saber no amará nada que no encaje en esa categoría. Es de esa manera incluso para un master. Por supuesto, Nero nunca obedecerá a alguien que encuentre impropio. No hay ningún hechicero que quiera usar un arma que juzgue los asuntos basándose en algo como "belleza". Hacer un contrato con este espíritu heroico es simplemente demasiado arriesgado.

«Bueno, eso es sólo natural. Los hechiceros son criaturas inteligentes y calculadoras; ciertamente no son tontos que confiarían sus vidas a mí.»
―Saber.

Y así Nero pasa sus días aburrida en el Trono de los Héroes de la Moon Cell. Aunque ella se siente sola, su orgullo lo supera. Nero decide no conformarse con cualquiera, planeando hacer un contrato solo con un genio de su nivel. Y así, al final de otra ronda de preliminares; justo cuando estaba a punto de irse pensando que esa vez tampoco había quien la llamara, Nero escucha una débil voz. Cuando se da la vuelta, ve a una persona sin nombre que, a pesar de estar al borde de la muerte, todavía luchaba por ponerse de pie. Alguien que no era fuerte, no tenía talento sobresaliente y ni siquiera era un verdadero hechicero. Pero Saber ve en él una chispa que brillaba como una estrella en la noche, una que se negaba a desvanecerse. Al instante, ella se precipita hacia adelante. Lo que sentía en su pecho no era simpatía por esa persona, sino ira contra los altos cielos. Nero sabía que ese era el camino del mundo para que los débiles permanecieran débiles y perecieran, sus oraciones eran en vano. Precisamente porque sabía esto, ella no podía soportarlo. ¿Qué clase de cielo ignoraría una voluntad tan poderosa? Incluso en la agonía, aquel sin nombre eligió no rendirse sino luchar. En lugar de responder a la invocación, Saber había llegado al lugar de la selección por voluntad propia. Gimiendo interiormente por la ofrenda de sí misma que le había disgustado tanto, le habla al alma sin nombre. Ella aparece por primera vez después de escuchar que Hakuno Kishinami continuará esforzándose por vivir. Admira y respeta su intento de abrazar el miedo a la muerte y luchar sin importar el destino que pueda esperarles. Decidiendo que lo escuchará incluso si el mundo no lo hace, exclama que su destino comienza justo en ese momento.

HabilidadesEditar

Creación y concepciónEditar